El ciclo natural de todo freelance | Rebeca Canal

Rebeca Canal ha identificado las cinco fases por las que todo freelance debe pasar. Gracias a su experiencia profesional, conocer cada una de ellas le ha evitado muchos agobios.

En Muno tenemos la suerte de rodearnos de autónomos que nos inspiran y enseñan qué significa ser un trabajador por cuenta propia. Con 24 años, Rebeca Canal empezó su aventura profesional en solitario creando curriculumuve.com, ofreciendo un servicio que ella no consiguió encontrar cuando más lo necesitaba, ¡un guía espiritual freelance! O, en términos más precisos, asesoramiento para el desarrollo de una marca personal. Así fue como su pasión por las personas y su inquietud por disfrutar de lo que hace la llevó a embarcarse en este viaje del freelance.

¿De dónde viene ese ciclo natural del freelance?

Tras mucho reflexionar, escribir y tachar en mi diario amarillo, me di cuenta de que había una serie de patrones en mi vida freelance que se repetían continuamente. Un buen día, mientras paseaba despistada por el campo, tuve un “ahá moment” al entender que mi vida se parecía mucho más a la de un agricultor que a la de una mujercita de negocios.

¿Cuáles son las cinco fases del ciclo natural del freelance?

1. Planta semillas | Sales a por clientes

Arrancamos etapa freelance. Empezamos de cero. En esta fase saldrás a “cazar clientes”.
Asistirás a un montón de eventos, harás networking y charlarás con gente de tu sector, preguntarás qué proyectos se están llevando a cabo, mucha carretera, muchas tarjetas de visita (o su versión digital “búscame en LinkedIn”), muchas propuestas enviadas y muy pocos e-mails recibidos.

Es una época rara porque notas que te estás moviendo un montón pero que “no sale nada” y es fácil desesperarse sobre todo si eres una persona tan impaciente como yo. Aún así, mantén la calma y confía en el ciclo.

 

(v)life: • ¡Ay! • Lo sé, lo sé. • No hay nada peor que esa eterna espera que tenemos que soportar desde que hacemos una entrevista en una empresa • hasta que la empresa nos confirma su veredicto final. • Pueden pasar semanas, meses o incluso toda una vida • [Yo todavía sigo esperando por dos grandes empresas a las que envié una prueba tras una entrevista hace más de 1 año] 😯 • [Bola de paja en mi bandeja de entrada] • Es como si, en la gala de los Óscar, abriesen el sobre para dar el premio a la mejor actriz y justo en ese momento se fuesen a publicidad durante 3 meses. • Una tortura. Ansiedad total. • ¿Qué hacer en estos casos? • En primer lugar no perder la calma, • e interiorizar que es así como funciona el juego (te guste o no). • Tú ya has hecho tu parte, ahora la bola está en su tejado y les toca a ellos mover ficha. • Y en segundo lugar puedes mandar un primer mail de seguimiento al pasar los 15 días de haber realizado la entrevista. • Si sigues sin noticias, puedes enviar un segundo mail de seguimiento al mes o mes y medio de haber realizado la entrevista. • Siempre con buenas formas, claro 😏 • Y si siguen missing • Cielo, mejor que te olvides del puesto porque lo más probable es que el veredicto sea un NO disfrazado de silencio. • Pero calma, ¡que hay muchas más ofertas en el mar! • Cuéntame, ¿y tú qué haces para sobrellevar esta espera tan poco agradable? • #curriculum #carrera #career #trabajo #comunicacion #lifestyle #jobhaunting #busquedatrabajo #vidalaboral

A post shared by Rebeca ● curriculum(v) (@curriculumuve) on

La clave en esta primera etapa es  moverse en el mundo digital y en el físico. Tener una actitud abierta y de . Recuerda que tu semilla ha de ser de calidad, o sea, que lo que comuniques en tus propuestas ha de tener valor para que germine bien. Muchas semillas morirán antes de nacer así que no te preocupes si plantas más de la cuenta.

2. Riega las semillas | Cierras propuestas y presupuestos

En esta segunda etapa es cuando los primeros clientes empiezan a estar interesados en ti y en tus servicios de freelance. Empieza la negociación, que se lo piensen, que comparen precios y que te frían a preguntas.

Es una época de mucha comunicación y reuniones con el cliente en las que tienes que estar ahí, presente con tu regadera fresquita, para resolver todas sus dudas y convencerles de que tú eres la mejor opción.

3. Trabaja la tierra | Ejecutas los proyectos

Cuando plantamos una semilla, la regamos y nos vamos. Pero de lo que no somos conscientes es de que la tierra, a un nivel invisible, está trabajando a todo trapo. Aportando nutrientes, agua, haciendo reacciones químicas y un largo etcétera.
Esta fase corresponde a la de trabajar realmente con el cliente. A la de ejecutar el proyecto.

Antes de conocer y confiar en el ciclo, me desesperaba. Trabajaba con un cliente en un proyecto grande y a la vez trataba de salir y de conseguir nuevos clientes. Un caos. No conseguía concentrarme completamente en ninguna tarea  y acababa agotada. Ahora identifico en qué fase del ciclo estoy y cuando trabajo con clientes, trabajo con clientes.

 

¡No lo olvides!☝ #curriculumuve

A post shared by Rebeca ● curriculum(v) (@curriculumuve) on

Toda tu concentración está enfocada en desarrollar tu trabajo y no tendrás, evidentemente, tiempo ni energía para ponerte a plantar ni a regar nada más. La tierra está ocupada, ¿cómo vas a ponerte a echar más semillas? ¡Es ilógico!

4. Recoge los frutos | ¡A cobrar!

¡Y por fin la plantas que hemos mimado empiezan a dar sus frutos sabrosones!
Esta etapa corresponde a cuando terminas el proyecto y el cliente te paga. Aquí deberás hacer tus cálculos y saber cuánto te puedes gastar y cuánto deberás tener de margen para la siguiente cosecha, por si viene mala.

A medida que vayas cumpliendo ciclos, irás interiorizando más y más este cálculo. No te preocupes si al principio todo te parece un desbarajuste

5. Barbecho | Recargas tu energía

¿Por qué será que los agricultores dejan un tiempo de espera y se dedican a remover y preparar la tierra antes de ponerse a plantar otra vez? Es muy importante descansar entre proyecto grande y proyecto grande. Si la mente y el cuerpo (tu tierra) no están relajados y aireados, no estarás al 100% de tus capacidades para el siguiente ciclo freelance.

Estaría bien que escogieses qué día o días serán esos de descanso y apuntarlos en tu agenda como “días sagrados”. Porque en la vida de un freelance, créeme, no existirán si no los escoges tú.

 

El ciclo natural de todo freelance | Rebeca Canal

Ha sido un placer poder contar con la experiencia de Rebeca para entender mejor cuáles son las prioridades en cada una de las fases. Desde Muno podemos poner nuestro granito de arena en el momento de descansar, porque en escuchar: “los autónomos no podemos descansar”, tenemos un máster. Por eso, los seguros que ofrecemos son solo para autónomos, porque se adaptan a su estilo de vida.

¿Aplicarás estos consejos? ¡Cuéntanos!

No te pierdas nada
Categorías
Mira, mamá, salgo en Muno
Estamos seguros de que tienes algo interesante que contarnos sobre ti o tu negocio y que puede ser de mucha ayuda para otros. Anímate, rellena tus datos y nos pondremos en contacto contigo para hacer un artículo.
¡Apuntado!
Nos pondremos en contacto contigo en breve para saber más de ti.
¡Apuntado!
Te mantendremos informado cuando publiquemos nuevos artículos.