La música clásica de César San Martín, autónomo y barítono de ópera y zarzuela

El sueño de César: la música clásica

Tras acercarnos a sus gustos musicales en nuestra tercera playlist, en Muno hemos querido compartir la fascinante historia de César San Martín. Nos parece una verdadera inspiración para cualquiera que esté dispuesto a luchar por sus sueños.

Este cantante barítono de ópera y zarzuela comenzó a estudiar piano con 8 años y con 16, terminó el grado medio. “A partir de ahí, mi vinculación con la música clásica se detuvo”, cuenta. Su carrera simplemente fue en otra dirección. Hubo una temporada en la que le dio más importancia a la estabilidad que le aportaba su trabajo fijo en la Fundación de Música Yamaha. Hasta que lo dejó a los 28 años, tras darse cuenta de que no era eso a lo que se quería dedicar, y superar la prueba de acceso a la Escuela Superior de Canto de Madrid.

“Vivía muy bien. Pero era incapaz de estar en una oficina de 9 a 6 y hacer lo mismo todos los días de mi vida”, comenta César. “Ya había tocado techo en mi puesto. Lo que hice fue una vía de escape para mí”. Y reconoce que el apoyo de su mujer fue esencial. “Me dijo: adelante. Yo estoy aquí, por si acaso no sale bien. Y me tiré a la piscina”. ¡Y tanto que se tiró! Se pasó los 4 años que duraba la carrera estudiando por la mañana y trabajando por la tarde. Al cuarto año, ya podía vivir de cantar.

“No soy capaz de estar encerrado en una oficina, siguiendo siempre la misma rutina y sin evolucionar”

Lo que hizo en esos años fue marcarse objetivos a corto, medio y largo plazo. Su meta más ambiciosa era cantar un papel principal en algún teatro importante. Comenzó haciendo refuerzos en coros (en el Liceu de Barcelona o RTVE) y pequeños papeles en obras. Después, interpretó roles principales en pequeños teatros, hasta que consiguió hacer lo que siempre había querido. Su debut llegó con Fígaro, de El barbero de Sevilla, en El Teatro Real de Madrid. Para entonces ya había trabajado en los teatros más importantes de España y pasó a actuar en ciudades como Omán, Florencia o Nápoles.

César San Martín (centro izq.), cantante de ópera y zarzuela, actuando en la obra de teatro La Ardilla Astuta.

César San Martín (centro izq.) como ‘El Rey Glotón’ en la obra de teatro La Ardilla Astuta.

Considera que lo más importante para alcanzar un sueño es “el estudio, la perseverancia y marcarse objetivos a corto plazo. En ese orden”. También, que “hay que estar convencido, tener fuerza de voluntad y esforzarse, pase lo que pase. Al final las cosas llegan”.

César opina que es necesario salir de nuestra zona de confort para evolucionar. “Parece que lo más importante es tener un sueldo fijo, comprarte un coche, una casa y tener una familia. Que lo haga la mayoría no significa que lo tengamos que hacer todos”. Por otro lado, admite que no tener una rutina establecida le mantiene alerta. “No saber si el año que viene voy a tener trabajo hace que me empeñe en intentar mejorar”.

“El miedo es nuestro peor enemigo. Hasta que uno no experimenta, no sabe lo que pasa fuera de su zona de confort”

Cuando le preguntamos por el cuidado de su voz, César nos cuenta que por supuesto tiene que tomar una serie de precauciones.“Evidentemente, hay que evitar los cambios de temperatura bruscos, ambientes cargados de humo o hablar demasiado alto cuando hay mucho ruido. El mayor problema viene cuando la voz se ve afectada por una afonía asociada a un constipado, provocada por aire acondicionado, estrés o cansancio”

Para estos casos, César aconseja hablar lo menos posible, tomar infusiones de Erísimo (la hierba del cantante), hacer gárgaras con miel y limón y, sobre todo, descansar.”Si no tienes cuidado, se pueden producir pólipos y nódulos en las cuerdas vocales”. Como buen autónomo, nunca ha llegado a cancelar una actuación por motivos de salud, pero si algún día necesitara hacerlo, el seguro de baja temporal al menos podría darle algo de tranquilidad a la hora de recuperarse.

Su objetivo ahora es ampliar repertorio en teatro y cantar un papel que no haya cantado antes. Además, le gustaría que la gente conociese de verdad lo que es la zarzuela. O como él la llama, la “ópera española”, que cree que tendría que considerarse patrimonio nacional.

Si quieres saber cuales son sus clásicos imprescindibles, ¡échale un ojo a su playlist! En Muno nos encanta conocer buenas historias. ¿Qué mejor que acompañarlas de buena música?

Artículos relacionados