Entonces, ¿qué ha pasado con la nueva ley de autónomos?

La nueva ley de autónomos llegaba generando altas expectativas para todos los que forman parte de este colectivo.

¿Qué ha ocurrido? Muchas de las propuestas traían grandes mejoras pero en su paso por el Senado algunas de ellas se han quedado por el camino.

¿Qué medidas no han conseguido ser aprobadas?

1. Eximir a aquellos que no llegan al Salario Mínimo Interprofesional sigue siendo un mito

Fue alentador comprobar que se planteaba esa negociación anual de las cuotas vinculadas al salario mínimo. Era una manera de hacer más llevadera la hora de hacer cuentas a los negocios con menos ingresos. Desafortunadamente tendremos que esperar para verlo.

2. A los 63 años todavía serás considerado un autónomo juvenil

En uno de los puntos se planteaba que entrase en juego la figura del contrato de relevo, fomentando así empleo. Los veteranos contaban con poder descansar un poco, recurriendo a la jubilación parcial, pasando sus negocios o el mantenimiento de ellos a la siguiente generación, aunque de nuevo, habrá que armarse de paciencia.

Pero tranquilo, como en Muno nos preocupamos por tu bienestar, y no queremos darte disgustos, ¡hemos dejado las buenas noticias para el final! ¡Que sí, que también hay mejoras!

1. Mayor flexibilidad para darte de alta y de baja como autónomo

Ser o no ser autónomo, según te convenga, resultará más sencillo. Podrás darte de alta y de baja hasta tres veces un año.

Además, se mantiene la tarifa plana de 50 euros anual y se podrá modificar hasta cuatro veces año la base de cotización, ayudando a que más personas puedan ser de los nuestros.

2. Tener hijos y ser autónomo será un poco más fácil

Todavía queda mucho camino por andar, es cierto, pero las mujeres autónomas tendrán acceso a la tarifa plana de 50 euros cuando se reincorporen al trabajo después de la maternidad  si lo hacen en el plazo de 2 años desde que parase su actividad por este motivo. Además, se bonificará al 100% durante 12 meses la cuota por  cuidados a los nuevos miembros de la familia.

3. ¿Trabajas desde casa? Atento a la deducción de suministros

Además de poder trabajar en pijama, si eres de los que hace de su casa su despacho, podrás deducir hasta el 30% del total de los gastos de suministros de la vivienda usada para el desarrollo profesional. Las facturas de agua, luz y teléfono, por ejemplo, dolerán un poco menos.

4. Estás protegido en tu camino de ida y vuelta al trabajo

Que los autónomos están desprotegidos en caso de accidente y enfermedad , lo sabemos, por eso estamos aquí con el seguro de baja temporal. Pero aún así, hemos conseguido dar otro pequeño paso como colectivo. Por fin un accidente durante nuestro desplazamiento al trabajo será considerado un accidente laboral, igual que los asalariados. Aunque esto no aplica en el caso de tu casa y tu domicilio profesional sean el mismo…

Habrá que esperar a enero de 2018 para ver la entrada en vigor de todas estas reformas, pero ya están en camino. Y aunque no todo ha salido como esperábamos, celebraremos cada victoria juntos. ¡Que nos quiten lo desgravao!

No te pierdas nada
Categorías
Mira, mamá, salgo en Muno
Estamos seguros de que tienes algo interesante que contarnos sobre ti o tu negocio y que puede ser de mucha ayuda para otros. Anímate, rellena tus datos y nos pondremos en contacto contigo para hacer un artículo.
¡Apuntado!
Nos pondremos en contacto contigo en breve para saber más de ti.
¡Apuntado!
Te mantendremos informado cuando publiquemos nuevos artículos.