Lucreativo, padre y autónomo, posa en su estudio con su yo 'ilustrado'

Lucreativo: ilustrador autónomo y padre ‘full time’

“Si te lo vas a montar por tu cuenta, que no sea de forma reactiva. Que la decisión no venga por un cabreo con tu empresa: sólo vas a ver lo bueno y cuando vengan mal dadas, querrás volver a casa”. Lucreativo, ilustrador y diseñador, habla con claridad y en clave de humor de la misma forma que sus viñetas lo hacen con tinta y papel. Autónomo y padre, lleva ya cinco años al frente, como nos dice, de su “propio chiringuito”.

“El éxito, cuando trabajas para ti mismo, es muy relativo”, cuenta en su pequeño estudio de Madrid donde hemos podido conocer de primera mano el trabajo de uno de los miembros de la comunidad de Muno.

Lucreativo, padre y autónomo, en su estudio en el centro de Madrid.

Lucreativo, padre y autónomo, en su estudio en el centro de Madrid.

“A mí estar de autónomo me cuesta mucho”, remata. Este ilustrador madrileño en realidad se llama Xarly Rodríguez, pero se le conoce más por su apodo laboral, Lucreativo enumera problemas como no saber “cuánto vas a ganar”, los “gastos fijos”, el “no poder desconectar los fines de semana”…

Paternidad ‘full time’: imposible en una empresa

“Sin embargo, si te soy sincero, como asalariado no podría tener la vida que llevo”. Se refiere a su familia. Tiene dos hijos pequeños. “Queríamos una paternidad muy presente, estar siempre ahí”, nos explica. Por eso, su mujer, también autónoma, trabaja de cinco de la tarde a nueve de la noche. Él lo hace hasta las cuatro. “Eso en una empresa es imposible”, sentencia.

Él trabaja hasta las 4 de las tarde. Su mujer de 5 a 9. “Queríamos una paternidad muy presente. Y la conciliación es cosa de dos”

“Esto es un proyecto común, ¿sabes? Se habla siempre de conciliación desde el punto de vista femenino y tiene que ser una preocupación de los dos. Es como si abres una tienda con un socio. Te tendrás que repartir”, asegura.

¿Enfermedad siendo autónomos? “Si eso, en vacaciones…”

De sus palabras se destila una preocupación creciente hacia su salud, más aún desde que es padre. “Solo te diré que cuando me di de alta, sabía que los autónomos no tienen derecho a ponerse enfermos. Bueno sí, en vacaciones. Ahí lo pillo todo”, cuenta.

Lucreativo, ilustrador autónomo y padre, trabaja en su estudio.

Lucreativo, ilustrador autónomo y padre, trabaja en su estudio.

“Si puedo sujetar un ordenador en las rodillas, puedo trabajar en la cama”, se lamenta. “Al final tener un seguro para autónomos de este tipo me da una seguridad, sé que voy a tener algo de pasta cada día que este parado”, contesta al preguntarle sobre lo que le atrajo de Muno.

Le preocupan, especialmente, los ojos y las manos. “Si me las rompo, como diseñador todavía puedo buscar a algún amigo que lo saque, pero pierdo la pasta de ese trabajo. Como ilustrador, tu estilo es algo tan personal, que seguramente pierda hasta el cliente”, se queja.

“Si me rompo las manos como ilustrador, es algo tan personal, que seguramente pierda hasta el cliente”

Dice que lo del dinero es lo que llama principalmente a la gente, pero también reconoce que el espíritu participativo de Muno “le hizo levantar las orejas”. “Que funcione como un fondo común te llama la atención. Además si sobra dinero al final de año te lo devuelven, pues es algo cojonudo”.

Colaboración: red de alertas contra el plagio

“Creo que estamos en un momento en el que, a pesar de la independencia que se ha creado en torno a lo digital, tenemos ganas de volver a sentirnos parte de algo, de un grupo…”, reflexiona.  Equipara nuestra comunidad al compañerismo que existe entre los ilustradores, donde “sin quererlo” han conformado una red de alertas contra el plagio.

Lucreativo, padre y autónomo, trabaja en una de sus ilustraciones

Lucreativo, padre y autónomo, trabaja como ilustrador y como diseñador.

“Al ser algo tan cercano al arte, existe espíritu de camaradería. Por eso cuando ves algo que igual le han ‘fusilado’ a alguna persona que conoces tú pues le avisas, le etiquetas o se lo mandas por privado”.

Entre los ilustradores, al ser algo cercano al arte, existe sensación de ser parte de algo. Por eso, cuando ven que han fusilado alguno de sus trabajos, se avisan entre ellos

Todas estas aventuras e infortunios como diseñador-ilustrador autónomo y padre ‘full time’ cristalizaron hace dos años en un diario ilustrado en el que trataba la vida de autónomo en clave de humor y con barra libre de protestas: “Lo saqué adelante en Verkami (una plataforma de ‘crowdfunding’ para proyectos culturales) y con el tiempo me llamó alguna editorial para hacer otros libros, así que no ha ido tan mal”.

La vida de autónomo: un diario ilustrado con barra libre de quejas

Las aventuras de Lucreativo se reflejaron en un libro ilustrado.

Las aventuras de Lucreativo se reflejaron en un libro ilustrado.

Un éxito que le dio a conocer y que terminó de asentar su marca personal: Lucreativo. “Me vino bien, porque al final Xarly Rodríguez es un nombre común. Es más, creo que hay un ‘reguetonero’ que se llama así”, bromea nuevamente.

“Para mí triunfar es no tener que mirar la cuenta bancaria y la miro todos los días”, nos dice en tono jocoso. “Tengo 40.000 seguidores en Instagram, imagínate si me diesen un euro todos los días…¿todos los días? ¡Una vez al año! Menudo sueldazo”, bromea. “No, en serio. Ahora me van bien las cosas y al final, mi mayor proyecto es mi familia y así puedo dedicarme a ella”.

¿Tu también eres autónomo y padre? ¿Cómo os organizáis para atender vuestro trabajo y vuestra familia? Madres, padres,… en Muno estamos deseando que nos contéis cómo es vuestro día a día. ¿A qué esperas?

Artículos relacionados