CoFamily Coworking, uno de los lugares donde se facilita la vida a los padres y madres autónomas.

Coworkings ‘family friendly’: conciliar es una opción real

En Muno, venimos a darte una alegría: ser autónomo, padre o madre y conciliar de verdad tu vida laboral con la familiar es posible. Tranquilo, esto no es una cámara oculta. Tampoco estamos hablando de algo etéreo e inalcanzable, solo posible en paraísos educativos como Noruega o Finlandia.

Se trata de una posibilidad real, actual y disponible en España. Ciudades como Granada, Barcelona o Madrid, poco a poco están acogiendo propuestas para los que acabáis de ser papás o mamás y no queréis renunciar a trabajar. Pero tampoco a criar a vuestros bebés.

Ni un coworking, ni una guardería, ¡algo mejor!

Hablamos de los ‘Cobabys’, espacios de coworking con guardería o cuidador infantil incluidos. Lugares donde se puede trabajar teniendo cerca a tu bebé.

Francisca García (izquierda) y Nuria Lafuente (derecha), fundadoras de Cobaby Madrid y madres autónomas.

Francisca (izda.) y Nuria (dcha.), fundadoras de Cobaby Madrid y madres autónomas.

Tan cerca, que está en la misma oficina que tú, pero en una sala separada, bien cuidado y seguro. Pueden acudir trabajadores de todo tipo y lo normal es que se acepten niños y niñas que tengan de 0 a 3 años. En Cobaby Madrid lo tienen muy claro. ‘Trabajar, criar y conciliar’ es de lo primero que puede verse al entrar en su web. Toda una declaración de intenciones.

Tras conocerse, sus fundadoras (y usuarias), Nuria Lafuente —directora de Yovoy, una empresa de recadería y gestiones—  y Francisca García —experta en diseño de iluminación arquitectónica y socia en Lumínica Proyectos— empezaron a darle vueltas a la idea de montar un coworking juntas.

“Tener esta opción supone no renunciar a nada. Si no, tendríamos que haber dejado el trabajo o a nuestros hijos” (Nuria y Fran)

Justo después, se quedaron embarazadas casi a la vez, convirtiéndose en madres autónomas. Entonces, iban a necesitar un espacio para poder estar cerca de sus bebés, al mismo tiempo que avanzaban en sus propios negocios. Igualmente, pensaron que habría más gente en su situación y se pusieron manos a la obra para encontrar una solución.

Catherine Lips también concibió su proyecto, Cobaby Barcelona, para cubrir una necesidad que ella misma tenía.

Catherine Lips, fundadora de Cobaby Barcelona y una de nuestras madres autónomas, con su hija Lea.

Catherine Lips, fundadora de Cobaby Barcelona y otra de nuestras madres autónomas, con su hija Lea.

“Estaba en casa con mi pequeña de baja maternal, intentando pensar en cómo iba a conciliar mi nuevo papel de madre con la vuelta al trabajo. Allí, ella reclamaba mi atención continuamente y era imposible concentrarme para trabajar”.

Empezó a indagar y hablar con otras personas que trabajaban desde casa. Vio que había muy pocos proyectos de Cobaby o coworkings con espacios para cuidar a los hijos y decidió lanzar su propia iniciativa. Ahora Catherine se puede concentrar y hacer todas sus tareas diarias, mientras disfruta viendo crecer a su pequeña. “Soy consciente de que es un lujo que muy pocos tienen”.

Sara García, otra de las muchas madres autónomas, es una de las usuarias de CoFamily Coworking, en Granada. Acudió allí cuando su bebé tenía 8 o 9 meses para poder avanzar en su trabajo, ya que desde casa también empezó a ser imposible.

Sara García, diseñadora multimedia y otra de nuestras madres autónomas, en CoFamily Coworking.

Sara García, otra de las muchas madres autónomas en España, trabajando en CoFamily Coworking.

Junto a María, su hermana, ha creado Desvío 21, un estudio de diseño multimedia y desarrollo web. Lo que les empujó a montar este proyecto fue el despido improcedente de María, que ocurrió cuando estaba embarazada de 6 meses.

Sara considera que esta opción tiene todos los beneficios de un coworking, pero estando cerca de tu bebé. “Para mí ha sido fantástico encontrar un sitio así. Puedo seguir con la lactancia y saber cómo le ha ido el día a mi hijo, porque le puedo ver cuando quiera”.

Ser autónomo: ¿obligación o filosofía de vida?

Las madres autónomas “somos autónomas para todo”, Indica Nuria. “Para levantarnos, para acostarnos, para trabajar de madrugada o para no trabajar si no nos apetece. Eso trasladado a la maternidad, encaja bastante”.

Cuando hablaron con guarderías, todas ellas se toparon con condiciones alejadas de sus necesidades reales. Por ejemplo, tenían horarios supuestamente ‘flexibles’ (entrada de 9.00 a 9.30 y recogida de 3.00 a 3.30). “Aquí puedes ser la chica de las 11.00, de las 8.00 o la de la que te apetezca, aunque sea sábado o domingo”, afirman Fran y Nuria. Puede que las guarderías estén más enfocadas a la flexibilidad laboral de algunas empresas, pero no tanto a la de los autónomos.

El espacio de trabajo para los papás y mamás autónomas de CoFamily Coworking.

El espacio de trabajo para los papás y mamás de CoFamily Coworking, pionero en espacios de coworking ‘family friendly’ en España.

La colaboración entre los que trabajan en estos espacios ocurre tanto a nivel profesional como familiar o de crianza

Según Sara, “cuando son tan pequeños, sobre todo con el tema de la lactancia, sería complicado meter a mi hijo en una guardería. Decidí quedarme en el Cobaby porque los horarios son mucho más flexibles”.

Ante las dificultades, soluciones

Si tuviese algún problema de salud que la dejase sin poder trabajar unos meses, Nuria tendría pocas alternativas. “…Supongo que tendría que cogerme una triste baja de la Seguridad Social, que no da para nada. Y acudir a mi madre para que cuidase a mi hijo. La mayor preocupación entonces sería a nivel económico, porque dejaría de producir y de ingresar dinero”. Asimismo, según nos cuenta Fran, “una amiga acabó pidiendo una excedencia para quedarse con su hija. Pero dejar de trabajar es algo que yo nunca me he planteado, ni siquiera después de dar a luz”.

Mercedes García, educadora Infantil en Cobaby Madrid, cuidando a los bebés mientras sus mamás trabajan.

Mercedes García, educadora Infantil en Cobaby Madrid, cuidando a los bebés mientras sus mamás trabajan.

Sara afirma que “si no trabajara por cuenta propia no sé lo que haría, porque no tienes mucha elección”. Cuando ha tenido algún problema de salud, comenta que ha salido adelante haciendo malabares. “Poco se puede hacer. Básicamente mi hermana ha tenido el doble de trabajo. Somos dos, pero tenemos una red de contactos con otros freelances, que me han sustituido temporalmente para poder realizar las tareas del estudio”.

Catherine piensa que hay muchas mamás que ni siquiera tienen esa opción. “No se pueden permitir trabajar menos, porque su sueldo disminuye. O directamente, no tienen la posibilidad de trabajar a jornada reducida. Tienen que seguir trabajando a tiempo completo…y eso no es conciliar. La conciliación real es poder dedicar tiempo a las dos cosas”.

¿Cuántos padres o madres autónomas estáis trabajando en casa mientras cuidáis de vuestros hijos? ¿O en un coworking, mientras vuestro bebé está en una guardería? Seguro que para unos cuantos este tipo de espacios podrían ser justo lo que necesitáis. En Muno somos todo oídos. Estamos encantados de saberlo todo sobre nuestra comunidad de autónomos. ¿A qué esperas para contarnos tu historia?

Artículos relacionados