Soy mujer taxista, no le temo a nada

¿Que una mujer no puede ser taxista?

Que se lo digan a las casi 90 mujeres que se reunieron este mes de enero para celebrar la VI Convención de Mujeres Taxistas en Granada.

Si conducir un taxi supone acumular un alto número de historias curiosas y anécdotas, estas mujeres han vivido momentos que confirman que la realidad supera la ficción:

¿Podría un hombre taxista imaginar que un cliente entrara en su coche y se ofreciese a conducirlo porque es de noche?
¿O que incluso el mismo cliente cuestionara directamente si sabe conducir un taxi?
Parece un absurdo, ¿verdad?

 

Mujeres taxistas en la VI Convención, Granada

Pues todavía en el 2018 muchas mujeres taxistas tienen que enfrentarse a este tipo de situaciones. Así nos lo cuenta Manuela Collado, una taxista granadina que siente verdadera pasión por su profesión.
Aunque hay jornadas muy duras, en las que al llegar a casa parece que terminar con su carrera como taxista fuese la mejor opción, a la mañana siguiente está deseando poner el taxi en marcha de nuevo.

“No es necesaria la fuerza de Conan el Bárbaro para ser un buen taxista, que el coche va solo. Eres un buen taxista cuando te gusta tu trabajo y tratas de dar el mejor servicio posible, independientemente de si eres hombre o mujer.” Manuela Collado, taxista

Manuela Collado es taxista en Moraleda de Zafayona. | Granada Hoy

 

Bajo el inspirador lema “Soy mujer taxista, no le temo a nada”, estas trabajadoras autónomas renuevan fuerzas en su reunión anual.
Ser taxista es una profesión que supone un alto desgaste físico y mental. Y aunque en estas convenciones hablan de su día a día al volante, también aprovechan para desconectar. Los objetivos son compartir experiencias, apoyarse, disfrutar del tiempo con compañeras del gremio y celebrar cada logro. ¡Saben como divertirse!

También se tratan otros temas como la seguridad, la conciliación familiar o la salud. Es muy habitual para los profesionales del taxi sufrir dolores de espalda, y también es muy habitual entre autónomos no tener tiempo para aliviarlo, así que el problema se incrementa.
Una frase muy popular entre autónomos es: “Soy autónomo, no puedo ponerme enfermo”. Pero eso no significa que la salud sea de hierro, más bien al contrario. Por eso Muno comercializa un seguro de baja temporal diseñado para autónomos, que necesitan tener las espaldas cubiertas para poder seguir adelante con su negocio, especialmente cuando se trata de un taxi y no hay manera de “trabajar desde casa”.

¿Qué frenará a estas mujeres taxistas? Pues nada, por eso se espera que cada año más compañeras se sumen a esta reunión y sigan creciendo juntas.

No te pierdas nada
Categorías
Mira, mamá, salgo en Muno
Estamos seguros de que tienes algo interesante que contarnos sobre ti o tu negocio y que puede ser de mucha ayuda para otros. Anímate, rellena tus datos y nos pondremos en contacto contigo para hacer un artículo.
¡Apuntado!
Nos pondremos en contacto contigo en breve para saber más de ti.
¡Apuntado!
Te mantendremos informado cuando publiquemos nuevos artículos.