Nacho Torres, autónomo y director de Pérgolas El Bosque

Guía de supervivencia para autónomos con negocios estacionales

Dicen que los humanos somos los seres vivos que mejor nos adaptamos al medio en el que vivimos. En Muno no sabemos si será verdad o no. De lo que estamos cada vez más convencidos es de que muchos autónomos sí cumplen con esta teoría. Y es que hay ocasiones en las que no les queda otra. 

Bien, pues de entre todos los autónomos existe una especie que seguro que sabe a lo que nos referimos. Hablamos de los que tenéis negocios estacionales u os dedicáis a profesiones muy influenciadas por las épocas del año. Vosotros sabéis mejor que nadie lo importante que es adaptarse a las circunstancias, aunque no sean las más favorables.

4 consejos para la supervivencia de negocios estacionales

Queremos saber cómo podéis gestionar vuestras actividades económicas lo mejor posible y durante todo el año. Nacho Torres, un miembro más de nuestra comunidad de autónomos, nos ha dado algunos consejos y nos ha contado su caso particular. Es autónomo desde hace 13 años y director de Pérgolas El Bosque, una empresa especializada en la construcción de estructuras de madera.

En los negocios estacionales, las vacaciones varían en función de la carga de trabajo que haya.

Los negocios estacionales hacen todo lo posible para mantenerse a flote durante todo el año.

Si Nacho tuviera que dar consejos sobre cómo organizarse y gestionar negocios estacionales, serían estos:

1. Adapta tu vida a la estacionalidad de tu negocio

Puede parecer muy crudo, pero ¡es lo que hay! Es obvio que a todos nos gustaría irnos de vacaciones en verano, con nuestra familia y amigos. Pero si en esa época es cuando más trabajo da aquello a lo que te dedicas, tendrás que adaptarte y escaparte en otro momento. Si no, estarás perdiendo dinero y posibilidades de negocio.

En la medida de lo posible, prima las necesidades de tu negocio a las personales

Cuando más demanda tiene mi negocio es cuando se acerca la época de utilizar el jardín. Hay clientes que son previsores y empiezan a prepararlo ya en febrero, de cara a la primavera y el verano. Podría decirse que ahí es cuando arranca la temporada para mí. Hasta agosto, que se frena. Porque el que no lo haya preparado para entonces ya tiene el verano perdido prácticamente.

En agosto baja muchísimo el trabajo y no vuelve a subir hasta febrero del año siguiente. Tenemos 6 o 7 meses muy buenos, 2 o 3 regulares y 2 o 3 penosos. Los peores coinciden con noviembre, diciembre y enero. Por eso cerramos 15 días en noviembre y otros 15 en diciembre.

2. Busca actividades relacionadas con tu negocio, para cuando estés fuera de temporada

Complementa tu actividad principal con otras que puedas y sepas hacer, para abarcar más mercado y perder el menor dinero posible en épocas bajas. Nosotros, por ejemplo, desde hace unos años hacemos cerramientos. Es muy común que el que nos pida una pérgola de madera para disfrutar del porche en verano, esté interesado en cerrarlo para el invierno. Pero no hay que olvidar que el trabajo que hagas, sea el que sea, tiene que ser de calidad.

Pérgolas El Bosque, uno de los muchos negocios estacionales

En los negocios estacionales, las vacaciones y días libres varían en función de la carga de trabajo que haya.

3. Reserva el dinero para las épocas de poca actividad

Tienes que recordar que tendrás gastos fijos todo el año. En mi caso, es el personal fijo de mi empresa, que cobra la misma nómina todos los meses y el pago de mi nave. Entonces, esto es como la fábula de la cigarra y la hormiga. Tienes que ser hormiguita en las mejores épocas y ahorrar el dinero que ganes. Así, cuando vengan las peores, podrás echar mano de las reservas que hayas generado.

No gastes el dinero pensando que la temporada alta va a durar eternamente

4. Aprovecha las oportunidades que ofrece Internet para captar clientes

En las épocas buenas muchas veces el trabajo llega solo y lo que más suele funcionar es el boca a boca. Pero en las más flojas hay que intentar seguir ganando clientes. Puedes hacerlo de muchas formas. Por ejemplo, invirtiendo en publicidad, posicionando tu marca en google o haciendo esfuerzos comerciales de otro tipo.

Además, todas las empresas de la competencia estarán pegándose por conseguir clientes fuera de temporada. Así que, si te llegan, tienes que intentar dedicarles más tiempo y tratarles con más cariño.

Si la salud falla…

En temporada alta el ritmo de trabajo puede llegar a ser muy duro, llegando a hacer horas extra y trabajar los fines de semana.

Muchos autónomos no pueden permitirse parar de trabajar en caso de accidente o enfermedad.

Yo tengo una tendinitis crónica en la mano. A raíz de eso me ha salido un ganglio, que es como una especie de bulto en la muñeca. Me gustaría operarme de esto, pero es complicado, porque no puedo decidir operarme cuando peor este. En temporada alta tengo que arriesgarme a trabajar así y dejar la operación para más tarde. Igual que con el resto de problemas; he estado fastidiado de la rodilla y he tenido que trabajar igualmente, aunque fuese cojo.

Como no me parta una pierna por tres sitios y tenga que estar inmovilizado con una escayola…no me planteo no ir a trabajar

Aunque, si pasase algo así de grave, no me quedaría más remedio que parar y sería muy complicado llevar la empresa. Nadie, ni el trabajador más experimentado y fiable, va a preocuparse por tu negocio como tú. Tendría que sobrevivir como pudiera, delegando trabajo en otros y estando todo el día al teléfono. Pero sería un desastre, porque si yo estoy paradola empresa lo va a pagar caro.

En estos y muchos otros casos, es importante valorar alternativas que puedan protegernos económicamente en caso de accidente y/o enfermedad. En MUNO nos dedicamos a dar una posible solución con un seguro de baja temporal para autónomos que, además, es participativo. Si al final del año hay beneficios, se comparten equitativamente entre sus miembros.

¿Alguno de vosotros se dedica a algo muy influenciado por las temporadas del año o trabaja en negocios estacionales?, ¿qué consejos daríais a otros en vuestra situación?

Artículos relacionados