Vista de uno de los trabajos de Beatriz como decoradora escénica.

¿Ser freelance en Londres? Bea nos pinta el escenario de los autónomos en Reino Unido

Una de las mayores quejas cuando se habla con un autónomo es el inmenso número de trabas que uno se encuentra a la hora de trabajar para sí mismo. Que si las cuotas mensuales, que si el pago de impuestos aunque no hayas cobrado, que si las desgravaciones… Por eso, muchos miran hacia otros países de Europa, lamentándose de las facilidades que ponen allí a los que quieren emprender.

Uno de los ejemplos más recurrentes es el de Reino Unido. En Muno nos hemos puesto manos a la obra para encontrar un español autónomo en Londres que nos acerque la realidad de un trabajador por cuenta propia en el mercado laboral británico.

Bea, pintora escénica, nos cuenta cómo ser autónomo en Londres.

Bea, pintora escénica, nos cuenta cómo es ser autónomo en Londres.

Beatriz Manzanara es pintora escénica. Se dedica a crear decorados para cine, televisión y teatro. Después de estudiar periodismo, esta joven bilbaína decidió formarse para dedicarse a la dirección artística en producciones audiovisuales. “Llegué a Londres en 2013. En diciembre de ese año ya había conseguido trabajo a tiempo completo en una empresa del sector llamada Factory Settings”, nos cuenta.

Ser freelance: más sueldo, opciones y… tiempo para volver a ver a los suyos

La empresa estaba especializada en exposiciones para grandes museos de la capital inglesa. “Había poco margen para la creatividad. El trabajo en museos empezó a hacerse aburrido y el de teatro llegaba con cuentagotas”, nos explica. Hace menos de un año, en octubre de 2016, llegó su gran cambio: se hizo autónoma.

La libertad de escoger proyectos, el sueldo y la posibilidad de organizarse para volver a casa a ver más a menudo a los suyos, le empujaron a hacerse autónoma

Beatriz nos explica que tanto el dinero, como tener libertad “para escoger los proyectos en los que trabajar”, pesaron mucho en la decisión. El otro gran motivo fue el tiempo.

Me permite organizarme para volver más veces a casa a ver a los míos”, cuenta. Bea anima a la gente a que, si tienen la posibilidad, se piensen lo de ser autónomos en una ciudad como Londres. En su sector, el de decorados para cine y producciones audiovisuales, reconoce que hay veces que el trabajo “es de supervivencia”.

Vista de uno de los trabajos de Beatriz como decoradora escénica.

Uno de los trabajos de Beatriz como decoradora escénica.

“Ahora estoy en un rodaje que son dos meses por diferentes zonas de Londres, de siete de la mañana a ocho de la noche. Ya se sabe, dormir, comer y currar”, dice. “Sin embargo, habitualmente los proyectos me dan mucha más estabilidad”.

Autónomo en Reino Unido: cuotas y una declaración al año

¿Y es más fácil ser autónomo en Londres que en una ciudad como Madrid o Barcelona? “Muchísimo más. No entiendo que allí, en España, con las dificultades que hay para encontrar trabajo no fomenten el autoempleo quitando barreras”, asegura.

“Aquí no hay tasa mensual. Y si te quieres dar de alta, lo haces con un formulario ‘online’ que te lleva diez minutos”, nos detalla.

“Aquí no hay tasa mensual. Y si te quieres dar de alta, lo haces con un formulario ‘online’ que te lleva diez minutos”

Tras registrarse, uno recibe un número identificativo para la declaración de impuesto. “No hay una cuota fija para nadie. Se paga aproximadamente un 20% de las ganancias, a lo que hay que restar los gastos que te puedes desgravar“.

“Por ejemplo, las primeras 11.000 libras no se declaran, lo que es un respiro para los que comienzan. Además, el Gobierno tiene ayudas para aquellos con salarios bajos, independientemente de que seas asalariado o autónomo”, añade.

Uno de los decorados de Beatriz en Londres.

Beatriz trabajando en uno de sus decorados en Londres.

Autónomos desprotegidos, como en España

Una de las mayores preocupaciones —además de la de que “le llamen para trabajar”, obvio— es la salud. “Mi trabajo es muy físico. Al final si me rompo un brazo, o tengo un problema muscular grave, es un contratiempo que me puede hacer perder encargos e ingresos”, añade. “Aquí hay que tener un seguro para autónomos privado. No tienes prestaciones si te ocurre algo así. Aunque en España los autónomos también tienen ese problema, ¿no?”.

“Aquí ocurre como en España. No tienes prestaciones si te ocurre algo como un accidente o una enfermedad grave y eres autónomo”

Esta es la historia de Beatriz Manzanara. ¿Y vosotros? ¿Conocéis algún autónomo en Londres, París, Berlín o cualquier otro lugar de Europa? ¿Pensáis que ser autónomo es más fácil en España o en otros lugares? No dudéis en contárnoslo. Estamos encantados de escucharos.

Artículos relacionados