Ser escritor: consejos para el que se quiere ganar la vida con la literatura.

Ser escritor: cómo ganarte la vida

Una historia de Javier Pellicer, escritor, para Muno

Topicazos de siempre. En toda vida plena has de plantar un árbol, tener un hijo… ¡y escribir un libro! Hay quien incluso lo hace con regularidad. Yo lo llevo haciendo desde 2008. A veces gracias a las editoriales, otras ‘autopublicados’, en ocasiones ‘en solitario’ y otras tantas a ‘cuatro manos’.

Los ingresos no llegan regularmente, tienes que aprender a moverte entre editoriales, la inspiración no llega siempre a tiempo. Pero sí, se puede vivir de la literatura.

Escribir un libro es algo que no pocos han pensado alguna vez. Los hay que se atreven, consiguen terminar la historia e, incluso, publicarla. Son menos los que consiguen vivir de ello, pero los hay. Pero, realmente, ¿qué es ser escritor? ¿cómo es el día a día cuando uno vive siendo autor?

No tienes ingresos regulares, tienes que aprender a moverte entre las editoriales, la inspiración no llega siempre a tiempo… Pero sí, también se puede vivir gracias a la literatura.

Ser escritor: consejos para el que se quiere ganar la vida con la literatura.Ser escritor: decide lo que quieres ser

Ser escritor es lo que cada autor decida ser. En el aspecto profesional, hay quienes sólo desean centrarse en la creación literaria. Pero no sólo de libros vive el escritor. También los hay que disfrutan y consiguen ingresos extras con cursos y talleres de escritura o escribiendo artículos en medios de comunicación. Otra opción es la actividad de la edición, que además te dará muchas tablas por si apuestas por la ‘autopublicación’. Hay varias opciones si realmente quieres vivir de esto.

Escritor y… ¿autónomo?

Si nos queremos dedicar a la escritura de manera profesional, evidentemente, existen limitaciones en cuanto al dinero e ingresos que podemos tener. Nos tendríamos que dar de alta como autónomos si lo que ganamos supera el salario mínimo o cuando estos ingresos sean tan habituales para ser nuestra principal forma de ganarnos la vida.

También se da la circunstancia de aquellos que lo hacen ocasionalmente. Y, por tanto, tampoco van a acabar montados en el dólar así que no sale a cuenta darse de alta como autónomo. La alternativa, entonces, es darse de alta en IAE como profesional relacionado con la creación -existen varios epígrafes donde podemos inscribirnos- y con ello ya podríamos facturar esos trabajos a editoriales.

Caer enfermos: a capear el temporal

No queda mucho que podamos hacer si caemos enfermos. La mayoría de autónomos no se pueden permitir ponerse enfermos. Simplemente, esos días no se escribe. Vas capeando la situación como mejor puedas. Si se trata de la recta final o colaboraciones puntuales, sí puede ser un problema importante. Más si somos autónomos y sufrimos un accidente o una enfermedad grave que nos tenga apartados.

Si caes enfermo, ese día no escribes. Pero si es grave puede retrasarte en entregas o colaboraciones que tengas pendiente.

El problema se agrava en los muchos casos en los que ni siquiera estás dado de alta como autónomo, de manera que no tienes acceso tampoco a las prestaciones mínimas que estos tienen. Tirar de tus ahorros, aumentar la cotización -si te lo puedes permitir-, buscar un seguro para autónomos … esas son las opciones que quedan para no parar.

Ser escritor autónomo: Cómo ganarse la vida

El día a día de un escritor

Si hablamos del proceso creativo, como tal, está compuesto de muchas capas. Esto no va solo de sentarse al ordenador y teclear. Puede durar meses el proceso. Requiere una mayor o menor planificación, una etapa de documentación, hacer una estructura para un primer borrador, reescribirlo, corregirlo, volver a reescribir, volver a corregir… y así hasta la entrega.

Cada uno tiene sus sistemas y manías. Yo soy bastante caótico y dependo mucho de mi inspiración. En épocas de bonanza, cuando se dice eso de que ‘las musas están en gracia’, me levanto temprano, analizo en qué punto me he quedado la jornada anterior y trato de continuar desde ahí.

Aprender a gestionar tus ingresos. Lo mejor es buscarte un gestor competente, especializado en temas de derechos de autor. Te ayudará mucho.

Lo importante es tener un espacio de trabajo agradable, donde uno se sienta cómodo, y pueda aislarse de entretenimientos externos, que faciliten la concentración y no perder el hilo de la inspiración.

Aprende a gestionar tus ingresos

No hay que engañarse: dedicarse a la escritura es complicado. No generaremos muchos ingresos salvo que demos con la clave de un ‘superventas’ o hagamos otras tareas como cursos, edición o colaboraciones. El consejo, básico en este y otros casos, es ponerte en manos de un gestor competente y, a poder ser, especializado en temas de derechos de autor. Podrá asesorarte en qué gastos puedes desgravarte, declaraciones, papeleo, … para que tú puedas dedicarte a lo que tienes que hacer.

Apoyarse en un agente literario es fundamental, que al fin y al cabo es nuestro representante en el mundo editorial. Si nuestros ingresos no son tan amplios y somos organizados, bastaría con informarse bien, guardar nuestras facturas y luego presentarlas en la correspondiente Declaración de la Renta.

¿Eres escritor? ¿Qué consejos añadirías a este listado? En Muno, la comunidad de seguros para autónomos, estaremos encantados escucharte hablar de tu libro 😉 ¿A qué esperas?

Artículos relacionados